17 de Abril de 2019

IV JORNADAS DE ETICA Y CULTURA EN LA JUVENTUD DE HOY

Tema Central a debatir: "ETICA Y POLÍTICA" Organiza: Colegio Salta Teresa de Jesús, Academia del Folklore de Salta, COFFAR - Consejo Federal del Folklore de Argentina y Centro Patrimonio Salta- Lugar: Palacio Legislativo - Provincia de Salta.

Marco Teórico

DIFERENCIA ENTRE LA POLÍTICA Y LO POLÍTICO

Algunos opinan que la política son las relaciones entre el gobierno y los ciudadanos, entre el Estado y el Pueblo. Lo político son todos los actos de los ciudadanos que tienen una trascendencia social. Los habitantes de la polis son sujetos políticos interactuantes.
La distinción entre política y lo político ha adquirido cierta relevancia ante los problemas en el orden social y la falta de constitución de sujetos políticos, además la pérdida del sentido del "bien común", los privilegios y el constante aumento de poder de grupos económicos. 
Vamos a tratar en este artículo de articular ambas preocupaciones y, desde este horizonte, revisar algunos elementos para el debate a realizarse el día 17 de abril próximo.
En primer lugar, en el espectro de la política y el orden social es muy necesario diferenciar entre Políticas de Estado y "programas" o "proyectos" de gobierno. Las "políticas" son diagramas estructurales con definiciones puntuales a corto, mediano y largo plazo. Los "programas" al contrario carecen de sostenibilidad y sustentabilidad en el tiempo por lo que su actuación es específica y focalizada.
Argentina en su historia ha carecido fundamentalmente de políticas de Estado y a recurrido en demasía a parchar viejas y perimidas concepciones de gobierno.
Otra cuestión muy importante es determinar que cuando hablamos de políticas en el orden social estamos diciendo de acciones que son regidas por un pensamiento filosófico político o bien podemos usar el término: "ideología política".
Muchos dicen que las "ideologías" han muerto, y eso no es verdad, ni mucho menos, en realidad se han reciclado, se han adaptado a los nuevos y pragmáticos tiempos, y ahora vienen camufladas detrás de complejas teorías económicas. Cambian las formas pero no los fondos ya que el mundo se orienta a la constitución de un orden social en constante movimiento de un "cállese y obedezca".
El problema del orden social (y su reverso, el conflicto), asociado con la razón, la libertad y la legitimidad, constituyen uno de los ejes fundamentales del pensamiento político con sentido social. En el siglo XIX tanto Hegel como Marx se enfrentaron al problema del conflicto o lucha de clases y lo trataron de resolver por medio de la universalidad de la clase obrera, "el proletariado", En la actualidad el conflicto es constitutivo de lo político, el pensamiento político ha buscado cancelar la dimensión conflictiva al proponer formas de organización e instituciones presuntamente acordes con un postulado de paz perpetua o armonía, "la democracia".
Aun así, es preciso reconocer que la apropiación moderna del problema del orden social –como desafío de pensar los nuevos tiempos– a impulsado una posición antifundamentista, contingente y eminentemente política. 
Muchos opinan que tanto la política como lo político están en crisis ya que el Estado ha perdido protagonismo ante los sectores económicos de poder y los sujetos políticos han sido reemplazados por burócratas, oportunistas, sofistas y pragmáticos que sólo buscan enriquecerse con la política.
Si analizamos “lo político” desde la perspectiva del “orden social” debemos dejar claro que ese “orden” se basa en la aceptación de las desigualdades sociales donde se suponen lugares dominantes y lugares subalternos. De este modo, en este orden social pueden encontrarse múltiples y heterogéneas formas de relaciones políticas, donde se prevé un libre juego de competencias entre las patronales y los obreros.

José de Guardia de Ponté

 

 
a

 

www.coffar.org.ar

No se puede querer lo que no se conoce y no se pueede defender lo que no se quiere