II Congreso Provincial del Folklore Formoseño

....

....

....

....

....

....

....

....

....

....

...

Carta de la cultura popular y tradicional formoseña

LAGUNA BLANCA (FORMOSA)

24 de Septiembre de 2011

Teniendo en cuenta los principios enunciados en la Carta de la Cultura Formoseña, suscripta por los Intendentes y Presidentes de Comisiones de Fomento de la Provincia de Formosa en la I Jornada Cultural Municipal, llevada a cabo en la ciudad Capital, el 12 de marzo del año en curso, y en la que dichas autoridades manifestaban ser los “legítimos representantes de cada una de las localidades que conforman el conjunto de las Municipalidades y Comisiones de Fomento de la provincia de Formosa, comunidades comunales que comparten motivos y comienzos fundacionales y el fecundo patrimonio de una cuantiosa y  próspera cultura fundada en la suma de pueblos nativos, de corrientes migratorias criollas, de afro descendientes y de poblaciones de inmigrantes en sus múltiples manifestaciones nacionales y étnicas; que nuestro propósito de convergencia se sustenta no sólo en un acervo cultural común sino, asimismo, en la riqueza de nuestros orígenes y de su expresión plural”. Que en tal carácter reafirmaban “la importancia de los instrumentos adoptados y de las acciones emprendidas en el ámbito de la cultura con vistas al desarrollo y fortalecimiento local, como así también, a la ampliación del intercambio cultural entre comunas, merced a  la relevante Política Cultural de Estado emprendida por el Gobierno de la provincia y, concretamente, teniendo en consideración los principios enunciados en la  Constitución de la Provincia de Formosa –sancionada el 7 de julio de 2003-  en especial sus artículos 9, 10, 12, 36, 38, 68, 69, 70, 71, 73, 75, 79, 80, y del 92 al 102, inclusive, y los expresados en la Ley Provincial General de Educación –Nº 1470-, el Plan de Inversiones que conduce a la Visión de Provincia de Largo Plazo –Formosa 2015- y los Fundamentos Filosóficos y Doctrinarios del Modelo Formoseño;
Asimismo los Intendentes y Presidentes de Comisiones de Fomento, en dicho documento reconocían y valoraban  por su trascendencia los Planes Culturales Quinquenales Provinciales (2006-2010 y 2011-2015) y el Plan Estratégico de Defensa, Promoción y Difusión de la Cultura Folklórica de la Provincia de Formosa;

Que dicho documento prosigue:

Convencidos de que es en los sistemas democráticos, donde la cultura y su gestión mejor se establecen y desarrollan, y que ese marco permite la libre creación de mecanismos de expresión y asegura la plena participación de los pueblos en la cultura y, en particular, de sus creadores, portadores y destinatarios;
Convencidos igualmente de que la cultura se debe ejercer y desarrollar en un marco de libertad y justicia, reconocimiento y protección de los derechos humanos, y de que el ejercicio y el disfrute de las manifestaciones y expresiones culturales, deben ser entendidos como derechos de carácter fundamental;
Teniendo en cuenta las Declaraciones emanadas de los foros mencionados y de las sucesivas y graduales reuniones culturales realizadas en distintos sitios de la provincia de Formosa, en lo relativo a promover y proteger la diversidad cultural que está en la base de la comunidad formoseña, y a que se busquen nuevos mecanismos de cooperación cultural ínter comunal, que fortalezcan las identidades socioculturales y la riqueza de nuestra diversidad cultural y promuevan el diálogo intercultural; lo acordado en la reunión de la fecha proponiendo a los Jefes Comunales avanzar en la elaboración de un proyecto de Carta de la Cultura Formoseña que fortalezca el espacio cultural común a todos los formoseños y establezca un instrumento innovador de cooperación cultural ínter comunal, se decide de manera unánime elaborar la mencionada  Carta Cultural que, desde la perspectiva de la diversidad de nuestras expresiones culturales, contribuya a la consolidación del espacio formoseño y al desarrollo integral del ser humano a través de la justicia social y  cultural;

Julio Orué - Andrea De Santis - José de Guardia de Ponté - Rafael Rumich - Patricia Herrero - Roberto Lindon Colombo

POR TODO LO ENUNCIADO LOS SEÑORES INTENDENTES Y PRESIDENTES DE COMISIONES DE FOMENTO:

DECLARARON:    

Fines

• afirmar el valor central de la cultura como base indispensable para el desarrollo integral del ser humano y como medio para lograr  mayor equidad e inclusión sociocultural;
• promover y proteger la diversidad cultural que es origen y fundamento de la cultura formoseña, asícomo la multiplicidad de identidades, lenguas y tradicionesque la conforman y enriquecen;
• consolidar el espacio cultural formoseño como un ámbito propio y singular, con base en la solidaridad, la equidad, la justicia social y cultural,el respeto mutuo, la soberanía, el acceso plural alconocimiento y a la cultura, y el intercambio cultural;
• facilitar los intercambios de bienes y servicios culturales en el espacio cultural formoseño;
• incentivar lazos de solidaridad y de cooperación del espacio cultural formoseño con otras provincias de Argentina y los países de la Región, así como alentar el diálogo intercultural entretodos los pueblos de Suramérica; y
• fomentar la protección y la difusión del patrimonio cultural y natural, material e inmaterial formoseñoa través de la cooperación entre las comunas de la provincia, con otras provincias argentinas y países de la Región.

Rafael Rumich y José de Guardia de Ponté en Cabal 3

DE IGUAL MANERA;

El Acta Compromiso expresado en la Carta de Salta, suscripta por los participantes del II Encuentro Nacional de Folklore llevada en Salta en Julio del corriente año,  enuncia:

Nos, representantes de organizaciones reunidas en Plenario, en el marco del II Encuentro Nacional de Folklore – Salta 2011 y en apoyo a las Academias de Folklore de Formosa, Tarija y Salta.

Consideramos

En su más amplio sentido, el Patrimonio  cultural folklórico pertenece a todos los pueblos. Cada uno de nosotros tiene el derecho y la responsabilidad de comprender, valorar y conservar sus valores universales.

Este patrimonio registra y expresa largos procesos de cambio, constituyendo la esencia de muy diversas identidades nacionales, regionales, locales, indígenas y es parte integrante de la vida moderna. Es un punto de referencia dinámico y un instrumento positivo de crecimiento e intercambio. La memoria colectiva y el peculiar Patrimonio cultural de cada comunidad o localidad es insustituible y una importante base para el desarrollo no sólo actual sino futuro.

En estos tiempos de creciente globalización, la protección, conservación, interpretación y presentación de la diversidad cultural y del patrimonio cultural de cualquier sitio o región es un importante desafío para cualquier pueblo en cualquier lugar. Sin embargo, lo esperable es que cada comunidad en concreto o grupo implicado en la conservación se responsabilice de la gestión de este patrimonio, teniendo en cuenta las normas internacionalmente reconocidas y aplicadas de forma adecuada.

Esto conlleva la responsabilidad de respetar los valores del Patrimonio Cultural Folklórico, así como la obligación de respetar las culturas a partir de las cuales se ha desarrollado dicho patrimonio.

Y viendo las claras intenciones de ciertos sectores de la cultura nacional de querer centralizar la regulación de estos principios fundamentales en provechos e intereses mezquinos que nada tienen que ver con los ideales democráticos, republicanos y federales que nos animan.

José de Guardia de Ponté - Rafael Rumich - Jorge Coscia

Manifestamos:

Que para establecer una filosofía política cultural integradora se plantea la temática de la preservación – conservación y divulgación del patrimonio cultural folklórico como escudo de defensa contra la globalización aculturizadora en lo externo – y la reafirmación de la identidad como concepto de desarrollo económico social en lo interno.

En este sentido se plantea la necesidad del rescate de la identidad cultural desde el folklore como esencia del patrimonio cultural.

Nos comprometemos a:

         Trazar los nuevos mapas que en el futuro serán los ejes para la integración y desarrollo cultural de los países hermanos de Suramérica.
         Facilitar y animar a cuantos están involucrados en la gestión de preservación y puesta en valor del Patrimonio Cultural Foklórico para que transmitan su importancia tanto a la comunidad anfitriona como a los visitantes. 
         Animar a las partes interesadas para formular planes y políticas concretas de desarrollo, objetivos mensurables y estrategias para la presentación e interpretación de los pueblos y sus actividades culturales para su defensa y conservación.
         Trabajar en comisiones permanentes, sobre problemas sociales y culturales (Educación, Sociedad, Economía, etc.)
         Revalorizar el Patrimonio Cultural Folklórico en la cotidianeidad de vida de los ciudadanos, para que éstos participen de su defensa y disfrute y  extiendan su respeto, aprecio y pertenencia haciendo partícipes de este empeño a las nuevas generaciones  procurando que se incorpore su enseñanza a los programas  educacionales en todos sus niveles.
         Procurar por todos los medios a nuestro alcance se deroguen las normas que afecten, directa o indirectamente, al Patrimonio Cultural Folklórico en cualquier  aspecto y promover la participación del sector en el estudio y establecimiento de nuevas y claras disposiciones legales que defiendan taxativamente este patrimonio, la protección, preservación y divulgación del mismo.
         Crear proyectos para proponer a las autoridades provinciales, nacionales e internacionales, en relación con la regulación legal, promoción, estudio y enseñanza del Patrimonio Cultural Folklórico en todos sus aspectos.
         Mediante la firma de esta Carta asumimos el compromiso de sostener estos ideales democráticos y federales por el bien de nuestra Patria y de toda Latinoamérica.

Jorge Coscia y José de Guardia de Ponté

A estos enunciados se suman las consideraciones vertidas en el documento que contiene las conclusiones del “1er. Encuentro de la Hermandad – Academias del Folklore de Salta y Tarija – 2011” que sostiene:

    • La convicción de la importancia de la preservación, defensa y divulgación del Patrimonio Cultural Folklórico, de Salta y Tarija, conformadas histórica y culturalmente en una unidad regional.
    • Las Academias de Salta y Tarija se proponen llevar a cabo conjuntamente con la Academia de Formosa la conformación del “Gran Chaco Cultural” – centro neurálgico y convocante de un proyecto de integración socio-cultural para Latinoamérica.
    • Se consolida el EJE: Tarija - Salta – Jujuy – Formosa – Asunción para la génesis del proyecto “Gran Chaco Cultural”.
    • La necesidad ineludible de la implementación de las nuevas tecnologías de la comunicación en el ámbito de la divulgación del Patrimonio Cultural Folklórico tanto de Salta como de Tarija – reafirmando el apoyo mutuo y la cooperación técnica necesaria para su puesta en marcha. La potenciación del análisis teórico de nuestra labor en la aplicación de las nuevas tecnologías al campo del patrimonio cultural Folklórico y su didáctica, convencidos de que las nuevas tecnologías nos obligan a replantear los conceptos de divulgación caminando en una nueva perspectiva comprensiva del patrimonio cultural Folklórico, que integre al individuo en su pasado histórico y su presente cultural, atendiendo a la diversidad y potenciando la tolerancia.
    • Propender el abordaje interdisciplinario  en el estudio y la investigación, del patrimonio cultural folklórico desde una perspectiva de integración regional.
    • La necesidad ineludible de realizar la catalogación e inventario del patrimonio cultural Folklórico de la Región, de manera innovadora y sistemática, sin menoscabo del respeto a la diversidad autonómica de cada territorio (Salta – Tarija).
    • Llevar a cabo para el año 2012 dos encuentros: a) la semana de Tarija en Salta (abril 2012) y la Semana de Salta en Tarija (Septiembre 2012) mostrando en dos expo-ferias todo el folklore – el arte y la cultura de las regiones.
    • Todas estas tareas y perspectivas sólo podrán llevarse a cabo con un decidido empeño de los miembros de las Academias de Folklore de Salta y Tarija que se comprometen en este acto a realizarlo.

Por lo tanto, los representantes de las Municipalidades y Comisiones de Fomento de la provincia de Formosa y los estudiosos, investigadores y docentes del país que han participado  en carácter de invitados del II Congreso Provincial de Folklore, ratifican y reafirman lo enunciado en el presente   documento, expresando su adhesión y apoyo al actualMOVIMIENTO DE RESCATE, DEFENSA, PROMOCION Y DIFUSION DE LAS CULTURAS POPULARES Y TRADICIONALES DE LA PROVINCIA,  EL PAIS Y LOS PAISES DE LATINOAMERICA, de acuerdo a las consideraciones y compromisos vertidos en los distintos documentos mencionados en la presente Carta de Adhesión y Ratificación de Principios.
Por ello, en lo que concierne a la Provincia de Formosa,reafirmamos lo expresado en la Carta de la Cultura Formoseña y el Plan estratégico de defensa, promoción y difusión de la cultura folklórica de la Provincia de Formosa, especialmente en lo que se refiere al relevamiento general del patrimonio cultural folklórico, la reposición de las fiestas tradicionales, el estudio y la promoción de las artesanías criollas, la debida proyección en las artes de las expresiones de la cultura folklórica y una conveniente articulación sociocultural entre todos los sectores que componen la sociedad formoseña, teniendo a la cultura popular y tradicional como eje de dicha acción.
Para el ámbito de la República Argentina, proponemos:
Fortalecer y expandir los alcances académicos de los Encuentros Nacionales de Folklore llevados a cabo anualmente en Salta, organizados por la Academia de Folklore de esa provincia, en virtud a los resultados obtenidos a través de sus anteriores ediciones, que favorecen el resguardo y la promoción de la cultura popular y tradicional del país y de los países hermanos de Latinoamérica.
Para el ámbito de los países hermanos de Latinoamérica, sugerimos: 
La realización en la provincia de Formosa  de un  Congreso Latinoamericano de Folklore que sirva para el intercambio científico, técnico y artístico que contribuya con una mejor comprensión de las culturas folklóricas de los países del continente, como así también de lazo de unión fraternal entre pueblos hermanos.
Todo lo formulado nos conlleva a considerar y sostener:
Que el ejercicio de la cultura, entendido como una dimensión de la ciudadanía, es un elemento básico para la cohesión y la inclusión social, y que genera al mismo tiempo, confianza y autoestima no sólo a los individuos, sino también a las comunidades  a las cuales pertenecen;
Conscientes de que el proceso de mundialización parte de profundas inequidades y asimetrías y se desarrolla en un contexto de dinámicas hegemónicas y contrahegemónicas, generando y profundizando tanto desafíos y riesgos, como influencias mutuas y benéficas, en las diferentes culturas suramericanas, de las cuales Formosa forma parte;
Manifestando nuestra decidida contribución orientada hacia el interior de nuestras comunidades y entre ellas, como así también, hacia otros pueblos y culturas de Argentina, América del Sur y el Mundo, con el propósito de estimular la construcción de una cultura de paz, centrada en el intercambio, el diálogo intercultural y la cooperación en aras al logro de una mejor convivencia a nivel local, provincial, nacional e internacional;
Resaltando que la diversidad cultural es una condición fundamental para la existencia humana, y que sus expresiones constituyen un valioso factor para el avance y el bienestar de la humanidad en general, diversidad que debe ser disfrutada, aceptada, adoptada y difundida en forma permanente para enriquecer nuestras comunidades;
Reconociendo que la diversidad cultural se manifiesta en identidades organizadoras de territorios y de mundos simbólicos, identidades inseparables de su patrimonio y del medio en que los bienes u obras son creados, así como de sus contextos naturales;
Reiterando el principio de igual dignidad de todas las culturas, y la necesidad de adoptar medidas preventivas para el reconocimiento, la defensa, la promoción y la protección de las culturas tradicionales y las de los grupos considerados minoritarios;
Reconociendo el derecho que los grupos y comunidades locales poseen sobre los beneficios que se derivan de la utilización de sus conocimientos y tecnologías tradicionales;
Reafirmando que Formosa se manifiesta como un sistema donde aparecen elementos únicos y excepcionales, y que es poseedora de un patrimonio cultural común y diverso que es indispensable promover y proteger;
Reconociendo que la cultura Formoseña es diversa, plural y que representa una singular expresión de los grupos, comunidades y colectividades que la componen y está dotada de una gran riqueza cultural, una de cuyas manifestaciones más significativas son las lenguas y sus transformaciones producto de una multiplicidad de aportes interculturales;
Convencidos de que la dignificación de esos grupos, comunidades y colectividades supone la recuperación y preservación de sus lenguas como factor de fortalecimiento de sus identidades;
Destacando el valor estratégico que tiene la cultura en la economía y su contribución fundamental al desarrollo económico, social y sustentable de la región;
Convencidos de que las actividades, bienes y servicios culturales son portadores de valores y contenidos de carácter simbólico que preceden y superan la dimensión estrictamente económica;
Aceptando la importancia de la creación intelectual y la necesidad de equilibrar el derecho al reconocimiento y la justa retribución a los creadores, con la garantía del acceso irrestricto a la cultura;
Reconociendo que la diversidad cultural se nutre y se promueve a través de la libre interacción y el intercambio en condiciones de igualdad entre todas las culturas, de preferencia, mediante la cooperación;
Reconociendo la presencia de culturas emergentes resultantes de fenómenos económicos y sociales como el desplazamiento interno, las migraciones, las dinámicas urbanas, el desarrollo de las tecnologías; culturas que estimulan el surgimiento de nuevas narrativas y estéticas, y refuerzan el diálogo intercultural;
Decididos a contribuir a la consolidación de un espacio sociocultural formoseño, enriquecido por un acervo de experiencias y por el protagonismo, la participación y la cooperación  de todos los habitantes de esta provincia a través de la gestión comunal;

Por la trascendencia de los fundamentos, consideraciones, sugerencias y propuestas expresados en este documento  suscribimos la presenteCarta de adhesión y ratificación de principios.

                  En Laguna Blanca (Formosa), 24 de Septiembre de 2011.-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todos los Derechos Reservados 2012 - 2018