CARTA MAGNA DEL COFAM

Nos, miembros legítimos de Entidades y Organizaciones de la Cultura, reunidos en Consejo de Folklore y la Cultura Popular, en el marco del VIII Encuentro Nacional del Folklore y V Congreso Internacional del Patrimonio Cultural Inmaterial – Salta 2017 y basados en los principios fundamentales que dieron origen a las Naciones Independientes de América.

Y en respeto y voluntad de Pactos Preexistentes en y Actas de Entendimiento realizados en Canas Moro – Tarija – Bolivia en 2013 y 2015.

Consideramos

En su más amplio sentido, el Patrimonio  cultural Inmaterial, Intangible  y folklórico pertenece a todos los pueblos. Cada uno de nosotros tiene el derecho y la responsabilidad de comprender, estimar y conservar sus valores universales.

Este patrimonio registra y expresa largos procesos de cambio, constituyendo la esencia de muy diversas identidades nacionales, regionales, locales, de pueblos originarios y es parte integrante de la vida moderna. Es un punto de referencia dinámico y un instrumento positivo de crecimiento e intercambio. La memoria colectiva y el peculiar patrimonio cultural de cada comunidad o localidad es insustituible y una importante base para los cambios no sólo actuales sino futuros.

En estos tiempos de creciente globalización, la protección, conservación, interpretación y presentación de la diversidad cultural y del patrimonio cultural de cualquier sitio o región es uno de los importantes desafíos que debemos asumir.

Esto conlleva la responsabilidad de respetar los valores del Patrimonio Cultural tanto material como inmaterial, así como la obligación de respetar las culturas a partir de las cuales se ha desarrollado dicho patrimonio.

El sentir de un pueblo, es decir la “definición de un pueblo”, constituye “el nosotros” que nos diferencia de “el aquellos”, y en buena forma es un conjunto de valores, creencias, normas de conducta, sistema de relaciones y de representaciones, es aquello que establece un orden y confiere sentido a la vida del núcleo social.

Por lo tanto “nosotros” en esta Asamblea y después de haber debatido y expuesto las diversas posiciones éticas que sostienen como objetivo la constitución definitiva del COFAM - Consejo del Folklore de América.

Manifestamos:

  1. El Patrimonio Cultural en todas sus manifestaciones y particularidades es un valor irrenunciable del pueblo americano y su preservación, resguardo y divulgación un derecho y una obligación moral de todo ser humano que habite la bendita tierra americana.
  2. Que para establecer una filosofía política cultural integradora se plantea la temática de la preservación – conservación y divulgación del patrimonio cultural inmaterial, intangible y folklórico como escudo de defensa contra la globalización aculturizadora en lo externo – y la reafirmación de la identidad como concepto de desarrollo económico social en lo interno. En este sentido se sostiene la necesidad del rescate de la identidad cultural desde el folklore como esencia del patrimonio cultural.
  3. Que la preservación bien entendida del patrimonio cultural en todas sus formas se resume en cuatro palabras: investigación, estudio, enseñanza - aprendizaje y divulgación. La frase: “No se quiere lo que no se conoce y no se defiende lo que no se quiere” sintetiza el espíritu que encierran las cinco palabras antedichas.
  4. Que uno de los fenómenos más representativos de las transformaciones socioculturales en la época contemporánea se refiere a los cambios en los modos de producción y consumo de cultura. Este fenómeno se conoce como el proceso de Mercantilización de la Cultura. La cultura es decir, la manifestación de las ideas, significados, valores, sentimientos y experiencias humanas, en el mundo capitalista ha sido convertida en un producto de consumo generado desde las industrias culturales. Muchas veces se tiende a confundir “La Cultura” con los “Mercados Culturales”, en este sentido COFAM trabajará para que en todas las leyes y/o normas que promulguen los Estados Americanos esté bien diferenciado el concepto de Cultura del de Mercantilización de la Cultura y que su regulación debe obedecer a mecanismos específicamente establecidos.
  5. Que el COFAM como motor de políticas culturales y que la preservación como mecanismo no están ni trabajan dentro de la mercantilización de la cultura ni se ocupan de cuestiones sindicales de trabajadores y profesionales de proyección folklórica.
  6. Que el COFAM es una Institución capaz de representar y procesar los intereses de la cultura americana, posibilitando la convivencia y competencia civilizada de sus actores, promoviendo un trato igualitario y equitativo entre ellos, rechazando toda ideología que sostenga la sedicente superioridad natural de una raza, de un género o de una clase social. Promoviendo políticas sustentables y sostenibles para mantener vivas las expresiones culturales mediante el fomento de su revitalización y la transmisión entre generaciones.
  7. Que es prioridad de las administraciones estatales introducir el Folklore  en los planes de estudios educativos en todos sus niveles,  porque la Educación es la base de una política sana a largo plazo y sostén y equilibrio de una sociedad. Una sociedad sin educación conduce a la masificación de gente sin futuro ni esperanza.
  8. Que el COFAM (Consejo del Folklore de América) constituye un foro de la cultura popular y eje de integración y desarrollo cultural de los países hermanos de América

Nos comprometemos a:

     Animar a las partes interesadas para formular planes y políticas públicas concretas con  objetivos y estrategias para la presentación e interpretación de los pueblos y sus actividades culturales para su preservación.

      Revalorizar el Patrimonio Cultural en todas sus manifestaciones en la cotidianeidad de vida de los ciudadanos, para que éstos participen de su defensa y disfrute, y  extiendan su respeto, aprecio y pertenencia haciendo partícipes de este empeño a las nuevas generaciones  procurando que se incorpore su enseñanza a los programas  educacionales en todos sus niveles.

      Procurar por todos los medios a nuestro alcance se deroguen las normas que afecten negativamente, directa o indirectamente, al Patrimonio Cultural en cualquier  aspecto.

   Trabajar intensamente para la creación y conformación de una entidad académica de investigación a nivel internacional del Patrimonio Cultural

      Mediante la firma de esta Carta asumimos el compromiso de sostener estos ideales por el bien de nuestra Patria Grande que es todo América.

 

a

 

www.cofam.website

No se puede querer lo que no se conoce y no se pueede defender lo que no se quiere